Imatge de portada

Informática a bordo, cargadores y adaptadores

31/07/13

Son muchos los dispositivos que llevamos a bordo que requieren alimentación eléctrica. Además de la electrónica que tenemos instalada, cada vez que salimos a navegar embarcamos más dispositivos que necesitarán energía. JOSÉ Mª SERRA

Cada tripulante lleva su móvil y seguramente su cámara de fotos o de vídeo y su tableta. Y cada equipo es de un fabricante diferente con sistemas de carga totalmente dispares. Cuando llega la noche todos necesitan recargar sus baterías y comienza la pelea por los pocos enchufes que suelen tener los barcos. Cada rincón con un enchufe es ocupado, a la carrera, por un dispositivo con su transformador correspondiente.

Y cuando todos se van a dormir confiados de la recarga de su equipo, aparece el capitán alarmado por el tremendo desorden que producen todos esos transformadores y cables, exigiendo el obligado orden que debe tener toda embarcación. No sólo es el desorden que producen, sino el peligro que supone la confluencia de varios transformadores en el típico “ladrón de enchufes” de toda la vida.

Al margen de este desorden, el capitán avisa a la tripulación de las limitaciones energéticas y de la necesidad de desconectar las tomas de 220V procedentes del inversor de corriente del barco para ahorrar batería. No vamos a disponer de energía en cuanto se apague el generador o el inversor. Tendremos únicamente disponibles las conexiones de 12 voltios.

En la mesa de cartas casi siempre tenemos un conector de mechero de 12 voltios, que sirve para el tripulante previsor que ha embarcado el adaptador correspondiente a su equipo. Es más que recomendable disponer de más de uno de estos conectores. La solución es fácil, existen triples enchufes que convierten ese solitario y solicitado conector de mechero en tres conectores.

SPS Auto de Salicru.

Otra opción es un pequeño inverter o inversor del que ya hemos hablado en otras ocasiones. Se trata del SPS Auto de Salicru. Es un pequeño inversor portátil que permite obtener una tensión alterna de 230 voltios a partir de tensión continua de 12 voltios proporcionada por la batería del barco. Es de aluminio y tiene el tamaño de una lata de refrescos. La conexión de entrada es de tipo mechero y la de salida europlug, incluyendo un adaptador tipo schuko para poder conectar cualquier carga.

Una buena planificación por parte del capitán, antes de una travesía o un simple fin de semana a bordo, consiste en avisar a su tripulación de las limitaciones energéticas y de la necesidad de traer cargadores de 12V para sus equipos, e incluso, si es posible, sus correspondientes baterías de recambio. El objetivo es reducir al máximo la necesidad de consumo eléctrico.

La electricidad es un bien escaso a bordo, como el agua. Poner en conocimiento de la tripulación estas limitaciones es una de las tareas del capitán, sobre todo cuando embarca a personas no acostumbradas a navegar en embarcaciones de recreo. Esta “escasez de energía” no es algo que sólo ocurre en nuestra embarcación. Una tripulación incrédula quedará pronto convencida cuando estemos fondeados rodeados de más barcos. En ese caso, observaremos que la mayoría de embarcaciones, en cuanto anochece, tienen las mínimas luces encendidas. Sólo las realmente imprescindibles para pasar la noche y para ser vistos en el fondeo.

 

 

Idapt: un solo cargador para todos los equipos

El problema de los múltiples cargadores repartidos por todo el barco lo podemos solucionar con un solo equipo. La firma Idapt ha desarrollado un invento que nos va a permitir, de forma ordenada, cargar todos los dispositivos que embarquemos. Dispone de dos modelos, uno alimentado por 220V y otro, más sencillo, alimentado por 12V.

Idapt i4.

El primer modelo es el Idapt i4. Se trata de un económico y sencillo aparato que nos permite descartar los múltiples cargadores que tenemos a bordo para los móviles, cámaras, iPhone, Blackberrys… El Idapt i4 facilita la carga simultanea de cuatro dispositivos portátiles (teléfonos móviles, PDA, reproductores MP3/MP4, GPS, consolas de juego, dispositivos Bluetooth, cámaras digitales, eBooks…), mediante un simple sistema de clavijas intercambiables y un puerto de carga USB. Este cargador universal cuenta también con indicadores LED que muestran el estado de carga (rojo cuando está cargando y verde cuando la carga se ha completado) y un práctico botón on/off que permite ahorrar energía. Su precio aproximado es de 49 euros. El pack incluye las seis clavijas más usuales.

Su hermano pequeño, el Idapt i1 Eco es un cargador dual (clavija y puerto USB), con un concepto de fabricación ecológica. Carga hasta dos dispositivos al mismo tiempo a través de un punto de carga con clavija y una entrada USB lateral. Está fabricado a partir de materiales reciclados, y cuenta con un sistema que apaga el dispositivo de forma automática mientras no se está utilizando, lo que permite ahorrar energía. Además, supera las normativas Energy Star, para reducir la huella de carbono que se crea a la hora de cargar la mayoría de dispositivos electrónicos.  

Idapt i1 Eco.

Tiene un precio aproximado de 19 euros. El pack incluye las tres clavijas más usadas: iPod/iPad/iPhone, mini USB y micro USB.

Para ambos equipos, se pueden comprar clavijas extras a un precio aproximado de 8 euros. Con estas dos estaciones de carga Idapt ya no será necesario tener en el barco un cargador para cada dispositivo. Sus clavijas son compatibles con más de 4.000 dispositivos móviles, incluyendo los últimos modelos de las principales marcas, por lo que simplemente el usuario escoge las que necesita y se olvida de los cables. Además, estas clavijas van evolucionando con las novedades del mercado, garantizando la compatibilidad con futuros modelos. Se trata de una solución perfecta para llevar en el barco, donde la tecnología se ha convertido en un elemento fundamental.

Ante una travesía o estancia larga en el barco, un capitán previsor se informa de los equipos que llevará su tripulación y tendrá preparadas las clavijas para atender las cargas de todos los dispositivos embarcados. Para más información sobre el Idapt, www.idapt.es. Para más información sobre las clavijas, www.idapt.es/clavijas_intercambiables.

 

Adaptador y soporte para el iPad

Llevar el iPad a bordo ya hemos visto que es casi “imprescindible” por las ventajas que nos supone y las aplicaciones que nos aporta. Una de ellas es la de usar la tableta como ploter. El problema que se nos presenta es ¿Dónde ubicamos el iPad? ¿Cómo lo sujetamos? ¿En su funda? ¿Y si escoramos? Necesitamos un soporte que nos permita tenerlo a vista, accesible y seguro. La solución la tenemos en el Logitech Speaker Stand for iPad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este equipo, compatible con los modelos iPad e iPad2, nos permite tener la tableta bien sujeta a bordo, ya sea en horizontal o vertical. Es un accesorio que ejerce a la vez de cargador y de altavoz, de forma que además de soporte nos aporta estas dos funciones adicionales. Y además permite ajustar el ángulo de visión vertical y horizontal.

Si encontramos el lugar para fijarlo con Velcro, por ejemplo, podemos dejarlo fijo en la mesa de cartas o en al bañera, cerca de nuestro lugar habitual de gobierno. Su precio aproximado es de 49 euros. Para más información en esta web, www.logitech.com/es-es/1203/8219.

Esta combinación del soporte con el lápiz Bamboo nos proporcionará una herramienta perfecta como ploter. El lápiz Bamboo nos ayudará mucho en el uso de equipos táctiles a bordo. Para más información, http://bamboostylus.wacom.eu/es.

 

Kensington 33402EU.

Cargador Kensington para todos los portátiles

Para poder alimentar cualquier portátil a bordo podemos adquirir un transformador de portátil compatible con 12 y 220V. La firma Kensington tiene el modelo 33403EU con posibilidad de conexión a ambas fuentes de alimentación y con múltiples salidas intercambiables para casi todos los portátiles del mercado. Entre sus principales características destacan:

– Permite cargar cualquier portátil, sea de la marca que sea, ya que lleva un intercambiador de puntas que cubre la mayoría de marcas y modelos.
– Permite conectarlo a 12V o 220V, suministrando ambos cables en el pack de compra.
– Incluye un puerto USB que permite cargar aquellos equipos que tengan sistema de carga por USB.
– Permite adquirir packs de puntas para diferentes dispositivos.

Tenemos toda la información en kensington

Los gadgets que hemos tratado en este artículo nos evitarán el trasiego de los múltiples cargadores y adaptadores, uno para cada equipo. Cuando el capitán avisa y exige que la maleta a embarcar sea lo más pequeña posible, ahora ya podrá recomendar también que cada pasajero deje en tierra todos sus cargadores, sobre todo para aligerar la carga.

 

NOTA:  www.informaticaabordo.com  
El autor es Capitán de Yate y licenciado en Informática, gerente de Deinfo Servicios Informáticos.