Imatge de portada

Barcos / Super Yates

<< VOLVER

Sunseeker 28 Metre Yacht, hacia un nuevo concepto

30/01/14

El Sunseeker 28 MY ejemplifica los avances en diseño que el astillero británico implementará en sus unidades, como respuesta a los cambios en la manera  de entender la vida a bordo. Las barreras estructurales entre el interior y el exterior desaparecen casi por completo gracias a soluciones de arquitectura e ingeniería que convierten la superestructura en un espacio transparente. GERMÁN DE SOLER/ FOTOS: ANDY CAHILL PHOTOWORKS

El Sunseeker 28 MY lleva el diseño a una nueva dimensión eliminando las barreras entre interior y exterior.

Presentado por primera vez en el pasado salón de Londres junto al también nuevo modelo de la casa, el Predator 53, el Sunseeker 28 MY se encuentra en el centro de la gama de cruceros de lujo de larga distancia del astillero británico,  formada por siete modelos, el mayor de los cuales es el 155 Yacht y el menor el 80 Yachts.

Si algo hay que resaltar del Sunseeker 28 MY es que no es un modelo que no nace por la simple inercia de llenar huecos de eslora para satisfacer segmentos concretos de mercado. Lo que está detrás de este modelo no es pues un mero planteamiento de expansión comercial, sino un concepto que lleva el diseño del astillero a una nueva dirección tanto estilísticamente como en distribución del espacio.

En cuanto al diseño exterior, el aspecto más relevante y que sorprende a primera vista  es la presencia de grandes cristaleras curvadas  laterales a toda la altura de la cubierta principal, desde el plan hasta el flybridge. Estos grandes ventanales panorámicos sin estructuras que lo interrumpan envuelven todo el volumen interior de la cubierta y convierten el salón en un espacio único en el centro del barco, totalmente transparente, de forma que se eliminan totalmente las barreras físicas y visuales con el exterior. No nos cabe duda que, desde el punto de vista estructural, implementar este concepto  ha sido un reto para los ingenieros y arquitectos navales de la casa es un reto que han resuelto con maestría.

Si a estas cristaleras añadimos la gran superficie negra transparente que rodea  el frontal de la superestructura — también un enorme reto resuelto por los arquitectos—  tenemos un conjunto en el que el puesto de gobierno del flybridge vuela literalmente sin soportes visibles.

La proa del Sunseeker 28 MY, a la que se accede desde el salón por las puertas correderas que dan a las bandas , es en realidad un espacio autónomo que permite disfrutar y relajarse durante la navegación o en fondeo, a la vez que permanecer oculto a miradas indiscretas una vez en el amarre. Para cumplir con este objetivo, dispone de una gran mesa con sofá en U, otros dos mirando a popa  y dos anchos solariums acolchados de toma de sol.

El Sunseeker 28 MY permite velocidades de crucero confortable de entre 20 y 25 nudos.

A estribor, frente al comedor interior, otra característica notable: el balcón que se despliega sobre el mar, ideal para un desayuno al aire libre o una copa al atardecer.

El flybridge es un espacio destinado al ocio y preparado para ello.  Queda cubierto hasta su mitad por el hard-top negro con techo corredizo que se integra totalmente en el trazado  de las líneas curvas de la cristalera frontal, formando con ella prácticamente una unidad. La mitad de proa de este espacio está ocupada por el segundo puesto de gobierno con dos asientos, junto al que un gran sofá permite acompañar la navegación. Más atrás un segundo sofá en U y el correspondiente módulo de bar enfrentado. La parte de popa queda abierta y deja lugar para mesilla y tumbonas, así como para la grueta de izado del auxiliar  y, si se desea, un jacuzzi.

Otra característica que diferencia claramente el Sunseeker 28 MY desde el exterior y que introduce también una nueva forma de entender la vida a bordo —no solo para los invitados sino también para la tripulación—, es la ventana en el espejo de popa que inunda de luz  la zona de estar de marinería. De esta manera, el concepto de llevar claridad y transparencia no es el resultado de un capricho del astillero para que lo disfruten solo los invitados, sino que se traslada a cada rincón del barco.

De hecho, el 28 MY introduce un estilo que sienta un precedente no solo en los yates que construya el astillero en el futuro, sino en la industria náutica de recreo en general.  No tardaremos en ver

Un mundo de transparencia

A pesar de sus escasos 92 pies, podemos calificarlo sin duda como un megayate  teniendo en cuenta el sorprendente espacio que ofrece.

El salón configura un único volumen integrado con el puesto de gobierno.

La transformación de los interiores siguiendo el concepto del diseño es obra de Design Unlimited, responsables también de los interiores del 30 Metre Yacht y del Predator 130. El objetivo del diseño era configurar espacios de uso compartido y privado que mantuviesen su atractivo no solo con el paso del tiempo sino independiente del lugar en que se encontrase el barco, ya fuese Mediterráneo, Atlántico o Caribe, mediante el uso de materiales, colores y texturas acogedoras y estimulantes.

Los diseñadores han reducido deliberadamente la altura de los muebles del para mostrar la mayor cantidad de cristalera posible. El resultado es un espacio plano abierto que ofrece todo el aspecto y las prestaciones de un apartamento contemporáneo, con un magnifico telón de fondo de vistas al mar.

El mobiliario de baja altura ha sido creado exprofeso para no interferir la visión al exterior.

Las comidas en el interior se realizan alrededor de una mesa situada junto a la terraza lateral  mientras que, en la banda opuesta, la cocina queda cerrada pero enfrentada al comedor . Si lo que se desea es comer al aire libre, los huéspedes disponen de tres opciones: en proa, en el flybridge o en la cubierta de popa.

Espacio y volumen bajo cubierta

Bajo la cubierta principal, el 28 M también es un derroche de espacio, con unas proporciones que ofrecen 4 generosas cabinas (la del armador central, una VIP en proa y dos dobles) cada una de ellas muy luminosa gracias a las grandes ventanas laterales rectangulares que dejan entrar la luz natural a raudales a y una gran altura interior.

Un gran sofá permite a los invitados seguir y participar en la navegación.

La cabina central, a toda la manga,  dispone de un impresionante baño propio y guardarropa, mientras que la cabina VIP de proa es una versión a escala de la principal  con el lujo añadido de disponer  de una entrada propia con escalera desde el interior.

También la zona de acomodo de la  tripulación está inundada por la luz que entra por la ya mencionada gran ventana en popa y está formada por una zona común  y dos cabinas dobles con literas que comparten un baño con ducha integrada. . Aunque esto toma el espacio del garaje para el auxiliar, la gran plataforma hidráulica de popa proporciona suficientes superficie  para estibar un auxiliar que se  iza con la ayuda de una grúa desde el flybridge.

La cabina del armador se sitúa en el centro del barco y ocupa toda su manga.

 

Otra característica que contribuye a que esta unidad se salga de lo habitual es el uso del denominado Esthec, un compuesto de polímeros y fibras, en lugar de la teca tradicional, para los espacios exteriores de la cubierta. Mientras que su aspecto es el mismo que el de su homólogo, Esthec ofrece la ventaja del bajo mantenimiento y que no se deforma, fractura, agrieta o deteriora con el tiempo. Es también más ligero que la teca, una consideración, la del peso, que Sunseeker también ha tenido en cuenta al diseñar el hard-top de carbono que reduce el peso total y en 750 kilos solo en esta zona alta del barco.

Concepto totalmente personalizado

En su apuesta por la construcción semi-custom, el astillero ofrece a los clientes de un 28 M una variedad de no menos de 230 diferentes tejidos, colores, texturas y acabados, además de 28 tipos de pieles, 10 lacas, ocho variedades de granitos y mármoles y tres tipos de madera (roble, nogal y cerezo) a elegir. También el armador puede escoger cuantas capas de barniz sea necesario aplicar en la madera para obtener el efecto de brillo que desee. Afortunadamente hay 14 piezas de muestra ya preparados para ayudar al cliente a elegir.

En las entrañas del 28 M encontramos la potencia que uno espera en un Sunseeker. La opción de dos MTU 12V de 2.000 caballos o dos CAT C32 de 1.925 caballos  permite disfrutar de velocidades máximas de 29 nudos y hasta 400 millas de autonomía, así como de velocidades de crucero particularmente confortables entre  20 y 25 nudos.

Todo indica que el astillero ha dado en el clavo con este modelo, atendiendo a que la demanda no ha dejado de crecer a buen ritmo, lo que dice mucho en favor del acierto del concepto y también del valor que se ofrece por el precio: unos 4.63 millones de libras esterlinas  sin impuestos. Cada cinco semanas, un nuevo 28 M sale de la línea de producción y el astillero está incidiendo con él en mercados como Australia, Brasil, China o Sudáfrica.

Características

Eslora total: 28.15 m
Manga: 6,50
Calado: 2,13 m
Desplazamiento: 76.100 Kg
Capacidad de combustible: 9.000  
Capacidad de agua: 1.500 
Capacidad de aguas negras: 435  
Motor: 2 x MTU 12V 2000M94 1.454kw / 1.950hp  o 2.908kw / 3.900hp
Generadores: 2x Kohler 28kw
Arquitectura naval: Don Shead

Diseño interior: Sunseeker Design/Design Unlimited
Constructor: Sunseeker
Importador: Sunseeker Spain

28-metre-yacht

 

GALERIA

 

VÍDEO