Imatge de portada

Navegación / Crucero Práctico

<< VOLVER

Marcas para las cinchas del travelift, centrar el palo con un cubo y marmitako de atún

4/09/13

Trucos por Albert Puerto

Maniobra
Marcas para las cinchas del travelift

Por lo menos una vez al año es aconsejable sacar el barco del agua, aunque sólo sea una suspensión para revisión. Se aprovechará para sacar el caracolillo con agua a presión, observar la obra viva, limpiar las hélices, cambiar los ánodos de cinc, desobturar las tomas de agua, etc. La gran mayoría de las embarcaciones deportivas necesitan de un travelift para poder varar en seco. Mediante dos juegos de cinchas, unas a proa y otras a popa, esta potente grúa levanta el barco del agua y lo transporta a algún punto del varadero.

Es muy importante marcar los puntos de situación de las cinchas, normalmente con unos triángulos negros con el vértice hacia abajo. Habrá que vigilar muy bien las cinchas para no dañar el eje, la hélice y los pasacascos de corredera y sonda, siendo muy recomendable retirarlas antes de la operación.

Si es un velero, casi seguro deberá desmontar el stay o el backstay para entrar en la fosa. Tenga preparada una driza de spinnaker para aguantar el palo. Para proteger el casco, deberá forrar las cinchas con moqueta o con plástico, sobre todo si acaba de pintar la patente y no quiere ver como ésta se daña y/o desaparece.

Arboladura
Centrar el palo con un cubo

La regulación del palo empieza por su centrado. Se debe conseguir que el palo esté en posición vertical perfecta en sentido transversal. Mucha atención a este concepto. No nos referimos a la rectitud del palo, pues se puede conseguir tener un palo completamente recto transversalmente observando desde abajo a arriba pero todo él puede estar caído a un costado.

El método más simple y sencillo es utilizando un cubo lleno de agua. Este cubo se colgará de una driza que salga de una polea que esté centrada en la perilla del palo para evitar errores. Se empieza destensando toda la jarcia. A continuación se largará la driza de la que se colgará un cubo medio lleno y se lleva a una banda dejando el cubo a unos 20 cm por encima del nivel del agua, marcando con un rotulador la driza a su paso por la regala del costado. Luego se pasa la driza con el cubo al otro costado y se comprobará que la marca esté a la misma altura. Actuando sobre los tensores de los obenques altos se lleva el palo a su posición óptima. Una vez en este punto, se darán el mismo número de vueltas a cada tensor para ir dando tensión a los obenques altos. Una vez trimados los obenques altos, se procederá a regular los distintos tensores de los obenques intermedios para conseguir un palo recto en sentido trasversal.

Cocina
Marmitako de atún

Ingredientes para 4 personas: 800 g atún fresco (puede ser un túnido pescado al curri bien desangrado), 1 kg patatas, 4 tomates maduros, 1 cebolla grande, 4 ajos, 1 pimiento rojo (o 1 lata de pimiento morrón), 1 guindilla, pimentón dulce, aceite y sal.

En el fondo de una cacerola se pone aceite a calentar y se procede a sofreír la cebolla pelada y picada, el ajo, el pimiento y la guindilla. Se mondan las patatas y se trocean. Se trocea clavando el filo del cuchillo y girándolo, con lo que se rompe un trozo de patata. Se limpia el pescado, eliminando cabeza, piel y espinas, troceando la carne con las manos, usando lo mínimo posible el cuchillo. Es común hervir los restos del pescado 20 minutos en agua para que el guiso resulte más sabroso.

Una vez dorada la cebolla y hortalizas se añade agua (o el agua hervida con los restos del pescado), y cuando hierva se incorporarán las patatas. A los 15 minutos de ebullición se añade el pimentón y los tomates pelados y cortados. Al cabo de 5 minutos más de ebullición, se añade el pescado troceado y se para el fuego, dejando que el calor del guiso rehogue el pescado.